Nuevos proyectos e ilusiones

Presentación de mi canal - Dreilon

«¡Hola, youturbianos!», con este saludo tan rimbombante y de gramática dudosa abrí el pasado 22 de marzo mi primer canal en Youtube. Este nuevo proyecto se adiciona a la ingente lista de quehaceres, con distintas prioridades, que he ido agregando con el transcurso del tiempo. Primero fueron mis novelas —las cuales conforman la base de mis expectativas—, luego vino este blog para canalizar mis necesidades de expresión pública, más tarde se sumó el activismo por los Derechos animales en las redes sociales y ahora, como absoluta novedad, un medio audiovisual.

Nunca había probado si contaba con algún tipo de versatilidad delante de una cámara. No me considero tímido pero tampoco un orador sublime. Si algo me ha alentado a probarme a mí mismo ha sido, desde luego, mi afán de superación, mi ambición desmedida y, ante todo, del gran interés que gozo por las artes. Quizás pronto me atreva con un teclado eléctrico o un violín, tiempo al tiempo.

Me genera una enorme ilusión este nuevo «instrumento» porque lo considero muy versátil para unificar mis distintos derroteros personales y una forma sencilla y directa de llegar a la gente. Pues seamos francos: somos animales visuales y siempre hay y habrá más individuos dispuestos a ver un vídeo que a leer un artículo por muy ameno, interesante, bien redactado e ilustrado que esté.

Como ya mencioné en otras entradas, evito la dependencia de terceros tanto por privacidad como por seguridad; en consecuencia, me habría limitado a colgar los vídeos en mi propio servidor si no fuesen archivos tan desmesuradamente grandes. Al menos, Youtube cuenta con una plataforma que permite alcanzar a un número mayor de personas humanas. Y, además, si pudiese lograr un mínimo caudal pasivo de ingresos ya satisfaría en algún grado el esfuerzo depositado.

Aún no he explicado sobre qué tratará mi canal. ¡Buena pregunta! En principio he tomado la decisión de enfocarme en un público general. Es decir, introduciré temas relacionados con el veganismo y los Derechos Animales; pero no exclusivamente. Procuraré adaptar el tono a las circunstancias y la importancia del asunto en cuestión. Habrá temas que expondré con seriedad y otros que serán simples críticas para pasar el rato. Me planteé si esta extraña mezcla entre lo específico y lo comercial podía ser un fiasco y si sería mejor abrir dos canales distintos en vez de uno. Sin embargo, por el momento y ante un futuro incierto, lo estimo un esfuerzo innecesario.

Todos los restantes detalles aparecen explicados en mi presentación. Si te interesa, haz el favor de compartirlo: empezar resulta extremadamente duro. Sin más, me despido. Soy Dreilon y nos vemos en el próximo vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dos =