No odies productos veganos por su procedencia

 

Leches vegetales de la línea Alpro Central Lechera Asturiana

Línea de productos Alpro elaborados por Central Lechera Astuariana. Incluyen el sello homologado Vegan para señalar que no contienen ningún producto de origen animal.

 

Me encuentro a menudo que el odio despertado por la explotación animal se dirige sobre sus opresores. Quienes participan más directa o indirectamente en la crianza, esclavitud y asesinato de otros animales no lo hacen porque desprecien voluntariamente a tales individuos. Al igual que ocurre en las injusticias entre humanos, nosotros mismos somos víctimas de nuestros prejuicios y vemos el mundo a través de un cristal empañado. Nuestras acciones deben centrarse en las ideas; no en los sujetos. Se precisa reflexión y educación para ejercer un activismo eficaz.

Una consecuencia lógica de este sesgo, en que incurrimos los veganos, se manifiesta cuando un alto número de éstos se opone sistemáticamente a la adquisición de productos procedentes de empresas que participen en la explotación animal. Por ejemplo: hamburguesas sin carne de McDonals o bebidas de soja procedentes de las típicas centrales lecheras.

Por motivos éticos, políticos e ideológicos de cada uno, me parece comprensible apostar por el comercio justo, minorista y ecológico; sin embargo, considero un craso error vilipendiar los tímidos intentos de la industria tradicional por transformarse.

Cada vez más nos toparnos con multitud de productos elaborados por empresas clásicas del sector ganadero y derivados que ofrecen líneas de productos vegetales para satisfacer la creciente —e ideal— demanda de alimentos no-animales. Éstas lo hacen con el claro y obvio objetivo de extender su área de mercado, o mejor dicho, de seguir manteniendo consumidores y clientes a pesar del paulatino cese de la consumición por parte de humanos que antes eran especistas y colaboraban con la explotación animal.

Las empresas no son «buenas» ni «malas» en sí mismas, se rigen por la máxima del beneficio y actuarán siempre pensando en dicho fin. Si actuamos con justicia y no nos importa comprar productos 100% vegetales de tales compañías usando el mismo criterio con que juzgaríamos a otras desconocidas, éstas verían facilitada su reconversión hacia otros nichos económicos o modelos de negocio, e invertirían dinero en apoyar (o no estorbar) la causa vegana en lugar de intentar minar constantemente nuestro esfuerzo con publicidad manipulante y estudios pagados a magufos y científicos sin un atisbo de ética.

Cabe recordar que un ente empresarial jamás va a desaparecer de la faz mercantil sin luchar ni dar coletazos; por ende, nuestro objetivo debiera ser recompensar el esfuerzo (porque es costoso invertir en lo nuevo) que algunas manifiesten para cambiar de rumbo en lugar de pisotearlas y prolongar la opresión que éstas sigan ejerciendo a causa de nuestra «negativa» hacia alternativas libres de explotación animal.

Si por un momento pensamos en las víctimas en vez de en nuestro ego, hemos de aceptar que las acciones pensadas estratégicamente pueden suponer años de adelanto y evitar la muerte de millones de inocentes.

Por ello, la persona vegana que no desee comprar productos como los de la imagen está en su derecho de elegir; pero su decisión no debiera derivarse de un sentimiento motivado por la venganza. No podemos pretender la paz guardando rencor hacia quienes, en la mayor parte de los casos, tan sólo se limitan a satisfacer la demanda de cadáveres y secreciones.

2 comentarios en “No odies productos veganos por su procedencia

  1. Luis

    Bien escrito, estoy plenamente de acuerdo pero hay un punto en el que creo que no aplicaría ese criterio y que, aunque no has mencionado, me gustaría destacar: la experimentación animal.

    De partida pienso (opinión) que es un problema más dañino hacia el animal que el que pueda tener aquel que se vea involucrado en la tauromaquia o la industria alimentaria (ojo que soy el más antitaurino y no tardaré en ser vegano al 100%), especialmente porque el trasfondo de ese maltrato animal puede ser la irritación de una espuma de afeitar o de un rimmel de ojos.

    Y con todo esto, hay muchas marcas que, al menos para mí, literalmente mienten, como por ejemplo, diciendo que no experimentan, pero que sin embargo pertenecen a otras empresas mayores que sí que lo hacen. Perdona, si tú no experimentas pero tu padre sí, lo siento pero no voy a comprarte nada ni a ti ni a tu padre; para empezar porque parte del dinero que te dé a ti irá a parar a tu padre, y para terminar porque parte de las barbaridades que haya hehco tu padre han podido ser utilizadas por ti.

    Perdón por la parrafada, es que es un tema en el que me he dado contra un muro y que me resulta muy complicado saber.

    Gracias, un saludo!!

    Contestar
    1. Adrián López GaleraAdrián López Galera Autor del artículo

      Hola, Luis:

      Gracias por tu comentario. Quería señalar que el tema de la explotación animal es un problema complejo. Por un lado hay productos que salen al mercado tras una experimentación de origen legislativo, otros por experimentación privada y, además, hay productos que directamente incluyen sustancias de origen animal. Éstas incluso pueden venir con el sello cruelty free, pues este logotipo de es corte bienestarista.

      Podrás leer ensayos más completos sobre este tema en el blog de Filosofía Vegana: http://filosofiavegana.blogspot.com.es/search?q=experimentaci%C3%B3n

      Por otra parte, deseaba resaltar que la expresión “100% vegano” no es correcta; pues el veganismo no es una dieta ni se refiere a “reducir daños” (malinterpretación común). El veganismo ético es un principio ético referido al cese de la explotación animal en reconocimiento de que ellos sienten y padecen como nosotros. Se trata de un concepto absoluto basado en el respeto: o los respetamos o no los respetamos, no existe término medio. La procedencia de este equívoco habitual radica en que muchos perciben el veganismo como un ideal ecológico debido a la desinformación.

      Respecto al veganismo y los Derechos Animales podrás obtener más información en los blogs de Filosofía Vegana, Lluvia con Truenos y Enfoque Abolicionista:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/

      http://lluvia-con-truenos.blogspot.com.es/

      http://enfoqueabolicionista.blogspot.com.es/

      Un saludo cordial.

      Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *