Fascistas contra el independentismo catalán

Fascistas de Vox retiran una bandera catalana

Propaganda del partido Vox en la cual incita a cometer delitos de odio.

El partido fascista VOX pretende cosechar votos mediante una propaganda que roza la pataleta adolescente. ¿No pone nada en su biblia sobre poner la otra mejilla?

Da igual, aquí comparto de qué forma tan pedestre e incívica intentan impedir la independencia catalana. No sé si se han planteado que así fomentan, precisamente, el prejuicio grupal del colectivo enemigo, o sea, el pensamiento independentista.

A raíz de ello, he decidido arrojar un pequeño escrito acerca de cómo ser un buen facha (derechista, nacionalista, intolerante hacia miembros ajenos al grupo, etc.,) en las redes mediante cinco sencillos pasos:

¿Cómo ser un buen facha?

1) Pon en tu nombre alguna referencia a tu nacionalidad, como que eres español o una banderita española en el avatar. Que se note su patriotismo y la grandeza que emanas.

2) Menciona tu religión cristiana católica apostólica, la única verdadera. Usa expresiones como “Viva Cristo Rey”. Eso refuerza la pureza de tu sangre castellana aunque tengas sangre mora o fenicia.

3) Habla sobre la gloria pasada, exalta dictadores y caudillos, la mano dura que se tenía antes, el ejército y, a ser posible, también demuestra tu conocimiento sobre las cruzadas y la Reconquista. Recita el Cantar del Mío Cid si resulta preciso. Todos sabemos que con Franco se vivía mejor, nada de esto pasaba y que él con su voz de pito y pocas luces sabía hablar un perfecto español, ya ni mencionemos su inglés.

4) Di luchar por la unidad de España y que eres un verdadero patriota, no como ésos que se sientan a beber cerveza mientras permiten o aplauden la llegada de extranjeros o ven con buenos ojos una posible secesión.

5) Apela a artículos de la Constitución para defender la unidad de España al mismo tiempo que te la pasas por el forro al promover delitos de odio, xenofobia, racismo y todos los demás -ísmos.

¡Enhorabuena! Si completas este procedimiento, te integrarás en una amplia comunidad de sujetos adoctrinados y sin criterio propio que se sienten especiales por pertenecer a uno de los cientos de países en el mundo.

Sentirse especial por ser español es como sentirse especial por ser humano: una gilipollez basada en un prejuicio grupal. Los prejuicios causan víctimas, así pues, debemos combatirlos allá donde se presenten.

Resulta incongruente hacerles a otros aquello que no querríamos para nosotros. Por ende, como activista por los Derechos Animales, recuerdo nuestro deber de respetar a todos los individuos por igual y sin discriminación por especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *