Contra la politización del veganismo

Politización del veganismoEste cartel propagandístico representa, precisamente, lo que no debemos hacer.

En otras muchas entradas he descrito qué es el veganismo y algunas de las malconcepciones más habituales respecto al mismo. En ésta me centraré en explicar por qué no debemos politizar el veganismo, es decir, introducir en dicho principio algún tipo de carga política.

Los principios éticos provienen del raciocinio y se refieren al comportamiento humano en sí mismo, al individuo. No consideran contextos sociales más allá de respetar los intereses de terceros. Por tanto, la validez de un principio ético no depende de que vivamos en el siglo XXI, estemos en la Antártida o nos embarquemos en un viaje intergaláctico a Marte. Desemejantemente, un ideal político no tiene por qué seguir lógica alguna y se limita a marcar una estructura social que condiciona el comportamiento y relación de los integrantes.

Ambos conceptos pertenecen a categorías diferentes cuyo única coincidencia radica en que afectan a las acciones humanas. Introducir elementos políticos en el veganismo implica imbuir a este último de razones ajenas al razonamiento o meramente subjetivas. Un principio ético no puede, por definición, llevar criterios contrapuestos o irrazonables. De lo contrario no estaríamos hablando de ética; sino de religión.

A raíz de nuestro pasado histórico, desde una perspectiva occidental existe una tendencia a que el veganismo sea más fácilmente comprensible e integrado por humanos con ideologías de «izquierda», tales como comunistas y anarquistas. Sin embargo, resulta tanto un error considerar que individuos con otras percepciones políticas no pueden asumir el veganismo como creer dogmáticamente que la instauración de alguna forma de gobierno anticapitalista (comunista, anarquista, etc.) conllevaría el cese de la explotación animal.

Dentro del sistema capitalista se no explota a los animales no humanos porque éste motive a hacerlo. En absoluto. El capitalismo se ajusta a una mentalidad subyacente desde los albores de nuestra civilización. En una nación con un régimen contrario al capitalismo no tendría por qué existir justicia hacia los animales no humanos; pues éstos están cosificados moralmente y dicha cosificación es ancestral y muy anterior al establecimiento de cualquier forma de gobierno.

En consecuencia, politizar el veganismo conlleva la transmisión de un mensaje sesgado y la implicación implícita de que respetar a los animales no humanos exija estar a favor de una determinada estructura social.

Bajo mi punto de vista, esta mezcolanza entre el veganismo e ideales políticos no suele deberse a la ignorancia; sino que se deriva más bien de un interés personal o institucional por reforzar determinados pensamientos o partidos en aprovechamiento del auge del veganismo como resultado de un mayor acceso a la información.

En conclusión, para ser justos con las víctimas no basta con que uno mismo no participe en la explotación animal; sino que también tiene el deber de promover el veganismo como guía básica de los actos humanos hacia otros animales y no utilizarlo jamás como herramienta para un fin.

2 comentarios en “Contra la politización del veganismo

  1. Mario A. Moreno

    Abolir la esclavitud y explotación de los y las oprimidas, y aspirar a alcanzar la liberación total del individuo, ¿Te suena a Veganismo o Anarquismo?
    ¿O queda una línea prácticamente invisible enmedio de ambos conceptos?

    Contestar
    1. Adrián López GaleraAdrián López Galera Autor del artículo

      Tu definición también va en consonancia con el feminismo. El feminismo, como el veganismo, sólo se refiere a un colectivo oprimido. Todas las injusticias causadas por una discriminación moral parten desde la misma raíz. Según el criterio usado para discriminar recibe un hombre diferente: racismo (raza), sexismo (sexo), especismo (especie).

      Que el veganismo luche contra una forma de discriminación compartida y sufrida por humanos no implica que se refiera a humanos. Me temo que no has entendido el propósito de este artículo y, debido a ello, has cometido un hombre de paja al dar a entender que estoy en contra de luchar por otras causas. En absoluto. Estoy en contra de que se use el término veganismo para designar otras luchas por la igualdad que presentan (o debieran hacerlo) otros térmisno relevantes para evidenciar dicha opresión.

      Un saludo.

      Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *